Hazte un Click | Programa para tratamiento de adicciones, depresión, ludopatias, anorexia, bulimia, rebeldía en jovenes, drogradicción, problemas de pareja

¿Qué es un Centro de Tratamiento de Adicciones?

centro de tratamiento de adicciones

Un Centro de Tratamiento de Adicciones es un refugio de esperanza para aquellos que luchan contra diversos problemas como la depresión, ansiedad, adicciones a las drogas, alcoholismo, ludopatía, y dificultades en las relaciones de pareja, entre otros. Estos centros no solo brindan apoyo a los pacientes, sino también a sus familias, quienes muchas veces experimentan lo que se conoce como coadicción.

Uno de estos centros es «Hazte un Click», donde se aborda el tratamiento de las adicciones con un enfoque de la palabra de Dios. Aquí, el objetivo principal es guiar al paciente hacia la convicción de abandonar su adicción de manera permanente, sin recurrir a la obligación o la medicación forzada. Se trata de un programa integral que combina la sabiduría espiritual, la ciencia, el amor incondicional y la libertad de elección, permitiendo que cada uno escoja el camino que mejor se adapte a su búsqueda de una vida en total sobriedad.

Una mejor alternativa que un centro de rehabilitación de adicciones tradicional

En «Hazte un click», se reconoce que las adicciones no solo afectan al cuerpo físico, sino también al bienestar emocional, mental y espiritual de la persona. Por lo tanto, el tratamiento se enfoca en todos estos aspectos para lograr una recuperación completa y duradera.El componente espiritual desempeña un papel fundamental en el proceso de curación. A través de la enseñanza de principios basados en la palabra de Dios, se busca fortalecer la fe y la esperanza en los pacientes, brindándoles un sentido de propósito y dirección en su vida. Este enfoque ayuda a que las personas encuentren la fuerza necesaria para superar sus adicciones y construir una nueva vida fundamentada en valores positivos.

Además del componente espiritual, Hazte un Click incorpora técnicas terapéuticas basadas en la evidencia, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia familiar y la terapia de grupo, para abordar las causas subyacentes de la adicción y promover cambios positivos en el comportamiento. Donde cada paciente es recibido con respeto y sin juicios ni prejuicios. Creando un ambiente de apoyo donde se sienten seguros para abrirse y compartir sus experiencias, lo que facilita el proceso de curación y transformación personal. 

¿Qué terapia necesita un adicto? 

Cada persona es única y por eso no existe un enfoque único para el tratamiento de las adicciones. En Hazte un Click se les enseña a tomar decisiones conscientes y a asumir el control de sus vidas, lo que les permite superar las adicciones y construir un futuro lleno de esperanza y posibilidades.

Hazte un Click es mucho más que un lugar de rehabilitación; es un espacio de esperanza, amor y transformación con un enfoque integral que combina la espiritualidad, la ciencia y el amor incondicional que ayuda a personas a liberarse de las cadenas de la adicción y a descubrir un nuevo sentido de vida en sobriedad. Si estás luchando contra una adicción o conoces a alguien que lo está, no dudes en buscar ayuda.

Reproducir vídeo

Dinámica del programa

Tenemos sesiones de 45 minutos al día de lunes a sábados, 24 sesiones al mes, no internamos, no medicamos. Los sábados hacemos actividades ya sea de desintoxicación natural del cuerpo o relajación a través del ejercicio, bicicleta, gimnasio, o simplemente salir a conversar y compartir.

Duración del programa

El programa tiene una duración de 3 a 4 meses, aunque se ajusta según la capacidad de asimilación de cada paciente. Sólo algunos han extendido su proceso hasta 5 o 6 meses. Después de completar el programa principal, reducimos gradualmente la frecuencia de las sesiones para evitar dependencias.

Absoluta reserva

La privacidad de nuestros pacientes es muy importante por eso las sesiones son individuales. Los testimonios publicados en nuestras redes sociales como Instagram, Youtube y Facebook son por voluntad de cada paciente. El resto se mantienen bajo absoluta y estricta reserva.